Medios

del GPPRI

  • Lamentó que dicha aprobación llegue demasiado tarde; que la pandemia por el Covid-19 haya expuesto una realidad que ya todos conocían.

  • La edad en la que se inicia el consumo para los hombres era 16 años, hoy es a los 13; en las mujeres, el aumento fue doble en tan solo cinco años.

El senador Jorge Carlos Ramírez Marín, del Grupo Parlamentario del PRI (GPPRI), pidió no solo celebrar la aprobación de la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, sino abrir una amplia reflexión muy profunda, porque el paso que estamos dando va a significar un gran cambio en la sociedad.

Durante la discusión del dictamen por el que se regula el uso de la marihuana, el legislador yucateco lamentó que dicha aprobación llegara demasiado tarde; que la pandemia por el Covid-19 haya expuesto una realidad que ya todos conocían, pero que cada vez se hizo más evidente: el aumento al uso de drogas más duras, drogas alucinógenas, drogas que producen efectos más permanentes de manera más inmediata.

Hoy, dijo, casi el 8 por ciento de la población, reconoce que ha probado por lo menos una vez una droga. Ese número ya es importante y reveló un dato más significativo respecto a la disminución de la edad en la que se inicia el consumo: para los hombres la edad era 16 años, hoy es a los 13; en el caso de las mujeres, el aumento fue doble en tan solo cinco años.

“Las matemáticas nos están dando un escarmiento. La población de 12 a 17 años, esos menores que tanto protegemos en nuestros dictámenes de cáncer y de protección de la niñez, el consumo creció entre ellos el doble en tan solo cinco años, de 3.3 a 6.4”, subrayó.

Sin embargo, reveló que no fue la marihuana la droga que aumentó el consumo, en este sector de la población, fueron las llamadas drogas duras que pasaron de 2.9 a 6.2 en esta población de 12 a 17 años.

“Esto generó más maltrato y abuso de mujeres en el hogar; más abuso infantil, sí, y esto es producto de una política que ha evitado, que buscó por todos los medios, escurrir el bulto o patear la lata, como decimos coloquialmente”, enfatizó.

Por último, Ramírez Marín dijo que se corre el riesgo de abrir tienditas de marihuana por todas partes, tienditas de cannabis en alimentos, en dulces, etcétera, y reconoció que eso sucederá si todos renuncian a su deber de estado.

Deja un comentario

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top