Medios

del GPPRI

  • Se establecen las bases para dar cumplimiento a la obligación del Estado mexicano de garantizar el derecho a la educación superior: Añorve Baños.
  • Contribuye al desarrollo social, cultural, científico, tecnológico, humanístico, productivo y económico del país, a través de la formación de personas con capacidad creativa, innovadora y emprendedora.

La senadora Beatriz Paredes Rangel, del Grupo Parlamentario del PRI (GPPRI) aseguró que en la discusión para la aprobación de la Ley General de Educación Superior prevaleció la disposición al diálogo y la apertura del grupo mayoritario y de la Secretaría de Educación Pública para analizar de manera incluyente las cuestiones fundamentales, la disposición de escuchar a los sectores interesados, y a las organizaciones representativas de las universidades entre otros, así como la búsqueda del consenso.

Al hablar a nombre del PRI a favor del dictamen por el que se expide la Ley General de Educación Superior, la senadora Paredes reconoció que se cuidaron los tiempos legislativos sin recurrir al irrespetuoso fast track que tanto deteriora al Congreso e hizo un amplio reconocimiento al proceso legislativo llevado a cabo en la Comisión de Educación del Senado, enmarcado en los cánones democráticos.

“Tenemos confianza de que las autoridades responsables comprenden la trascendencia de la necesidad de recursos suficientes no solo para consolidar a las instituciones de educación superior, sino para apoyar un robusto sistema de becas que nos garantice que el principio de gratuidad no quede en letra muerta, y, sobre todo, que evite la deriva de varias universidades públicas que enfrentan año con año insuficiencia presupuestal”, enfatizó la legisladora tlaxcalteca.

Y no descartó que en alguna reforma fiscal subsecuente, se establezcan cargas impositivas con un destino preciso para fortalecer la educación superior para ir de un sistema fiscal abstracto, a un sistema fiscal que tenga propósitos puntuales que puedan ser evaluados por la sociedad.

Destacó un tema estructural que es el de la relación de la formación universitaria con las oportunidades de empleo, la empleabilidad de los egresados de las universidades y cómo logramos un acercamiento entre sector académico, oferta académica, currículas escolares y planta productiva.

“Tenemos que hacer un esfuerzo, una gran alianza entre la educación superior y el mundo de la producción de los empleadores, para que vayamos orientando la posibilidad de la empleabilidad de los egresados de nuestras universidades”, concluyó.

Por su parte, el senador Manuel Añorve Baños, señaló que con la expedición de la Ley General de Educación Superior se da respuesta a las necesidades del sector educativo al unificar, en un solo cuerpo normativo, las disposiciones en esta materia que anteriormente se encontraban fragmentadas en diversas leyes, lo que provocaba ineficacia en su aplicación, además de incongruencias y ambigüedades.

A nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, Añorve Baños sostuvo que con esta nueva ley, se establecen las bases para dar cumplimiento a la obligación del Estado mexicano de garantizar el ejercicio del derecho a la educación superior y cumple uno de los mandatos pendientes de la más reciente Reforma Educativa.

También, dijo, se contribuye al desarrollo social, cultural, científico, tecnológico, humanístico, productivo y económico del país, a través de la formación de personas con capacidad creativa, innovadora y emprendedora.

Deja un comentario

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top