Medios

del GPPRI

El Grupo Parlamentario del PRI en el Senado de la República ofrece su respaldo al Presidente de México en la negociación con el gobierno de los Estados Unidos y reitera su compromiso con la defensa de los intereses de nuestro país. A la par, ejercemos la libertad de expresar nuestra posición sobre las medidas que la administración actual pueda instrumentar de manera específica.

Los mexicanos atenderemos el llamado a la unidad nacional para hacer frente a las amenazas provenientes de la Casa Blanca. Sin embargo, esperamos transparencia sobre las medidas que el Ejecutivo piensa poner en marcha para evitar que se cumpla la imposición de aranceles anunciada por el Presidente Trump. Reiteramos nuestra convicción por una política exterior eficaz que defienda cabalmente los principios de México y los intereses de las y los mexicanos.

Por esa razón, nuestro país debe establecer comunicación con otras autoridades, sectores y actores más allá de la Casa Blanca. Es crucial que México se siente a la mesa con una diversidad de políticos, empresarios, representantes de los medios de comunicación y académicos estadounidenses con la influencia suficiente para frenar la decisión del Presidente Trump: son ellos quienes pueden exponer con toda claridad las consecuencias negativas que tendría la imposición de aranceles para los productores y consumidores estadounidenses.

Cabe destacar que los efectos de estas medidas arancelarias no se agotan en una dimensión económica entre ambos países. La competitividad de la región de Norte América también se vería afectada al poner en riesgo la ratificación del T-MEC, lo que es de sumo interés para la Cámara de Senadores, dadas sus facultades .

Desde el Senado, las y los integrantes del Grupo Parlamentario del PRI hacemos un llamado al Ejecutivo a que formule un plan estratégico de represalias comerciales y de otras índoles, que hagan visible la firmeza con la que México defenderá sus intereses, en caso necesario.

En el PRI consideramos que se debe revisar y nutrir una política migratoria que se apegue en todo momento al marco jurídico mexicano. Las malas políticas tienen consecuencias domesticas e internacionales y la realidad reciente ha confirmado esta premisa. En mismo sentido, contamos con la disposición de robustecer las capacidades de las instituciones migratorias para gestionar con las mejores prácticas, desde una óptica regional, integral y humanitaria, los flujos de migrantes que llegan y transitan por México.

Estamos convencidos de que promover una política migratoria respetuosa de los derechos humanos y asegurar que ésta se realice de manera ordenada no implica desempeñar el papel de policía migratoria de otro país, sino atender los legítimos intereses nacionales.

Durante el desarrollo de estas negociaciones, el gobierno de México debe ejecutar una política exterior proactiva, que responda a las necesidades nacionales frente a esta coyuntura en la relación México – Estados Unidos. El GPPRI está convencido que se requiere de una negociación efectiva y digna, y de una estrategia integral para la defensa de nuestros intereses que, hasta este momento, desconocemos.

Finalmente, tenemos la certeza de que las autoridades mexicanas defenderán de manera puntual y enérgica los intereses y la soberanía nacionales. Mientras sea de esa forma, el gobierno actual estará respaldado por las y los senadores del PRI.

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top