Medios

del GPPRI

  • La pandemia aceleró la implementación de esta manera de trabajo, por lo que es necesario garantizar la salud, seguridad e igualdad de condiciones en que se desarrolla, indicó.

  • La iniciativa del senador priista busca precisar la definición de teletrabajo, así como integrar un nuevo capítulo en la Ley Federal del Trabajo para complementar y fortalecer esta figura, sustentado en las mejores prácticas internacionales y recomendaciones de la OIT.

  • Se considera la igualdad de derechos entre quienes teletrabajan y quienes lo hacen bajo la modalidad presencial; así como que pueda ser voluntario o reversible, así como el derecho a la desconexión en horarios fuera de su jornada laboral y durante periodos de licencia.

 

El senador Eruviel Ávila Villegas presentó una iniciativa para complementar y fortalecer la figura del teletrabajo, con el objetivo de garantizar la salud, seguridad e igualdad de condiciones para esta alternativa laboral que cuya implementación se ha incrementado a raíz de la pandemia por Covid-19.

Esta propuesta presentada a nombre del Grupo Parlamentario del PRI, dijo, contempla precisiones a la definición de trabajo a domicilio, además de crear un nuevo capítulo en la Ley Federal del Trabajo, integrado por 10 artículos, a fin de complementar y fortalecer la figura del teletrabajo, sustentados en las mejores prácticas internacionales y las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El legislador mexiquense precisó que en junio de 2019 se aprobaron en el Senado reformas al teletrabajo, que están en revisión en la Cámara de Diputados, por lo que la propuesta busca enriquecer estos trabajos.

Destaca en la iniciativa la definición de esta figura laboral y el reconocimiento de que el trabajador puede desempeñarse de forma mixta, es decir, presencial o a distancia, pero si supera el 50 por ciento de la jornada mensual se considerará teletrabajo.

Asimismo, se establecen como principios básicos de éste: la igualdad de derechos entre quienes teletrabajan y quienes lo hacen bajo la modalidad presencial; así como que pueda ser voluntario; reversible si no forma parte de la descripción inicial del puesto, así como el derecho a la desconexión en horarios fuera de su jornada laboral y durante periodos de licencia.

Establece que los patrones proporcionen al empleado los elementos necesarios para desempeñar las tareas a su cargo, además de la compensación por la utilización de herramientas que se requieren para ello, así como la distribución adecuada de cargas de trabajo, el equilibrio en la relación trabajo-familia, y la evaluación y reconocimiento del desempeño.

La propuesta también considera diversos aspectos para cerrar brechas con grupos vulnerables, como mejoras de infraestructura para la conectividad de las regiones rezagadas en esta materia; programas de capacitación y educación en materia de tecnologías de la información y la comunicación para integrar dichas zonas; disposiciones para eliminar la discriminación y violencia de género, así como campañas de prevención sobre enfermedades que impacten a quienes se desempeñan en esta modalidad laboral.

De acuerdo con la OIT y diversos expertos, entre el 25 y el 30 por ciento de los trabajadores podrían teletrabajar desde su casa varios días a la semana para finales de 2021.

En México, hasta finales de 2014, se contaba con más de 2.6 millones de teletrabajadores, que comparado con la población económicamente activa representa apenas el 5 por ciento de la fuerza laboral.

La iniciativa fue suscrita por las y los senadores del GPPRI.

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top