Medios

del GPPRI

Todos los países del mundo se están viendo enfrentados a una pandemia sin precedente (Covid 19) que ha requerido aislamiento social y el paro temporal de las actividades productivas no esenciales. 

1. Estamos ante una situación extraordinaria, que requiere medidas extraordinarias. Nosotros, en un ánimo propositivo, hemos planteado nuestras propuestas, y seguimos exhortando al gobierno a que las tome en cuenta.

2. Si bien el Covid 19 surgió desde diciembre de 2019 en otros países y muchos se prepararon con insumos médicos, infraestructura hospitalaria y medicamentos para prevenir y tratar esta enfermedad. México no hizo lo propio a tiempo. Desdeñando a la ciencia, se tomó tarde la decisión del aislamiento y el cese de actividades.

Derivado de estos errores, hoy día los médicos y enfermeras no cuentan con todos los elementos para tratar a los pacientes infectados, no hay suficientes pruebas para identificar contagios y prevenir la pandemia, no hay los medicamentos suficientes ni los ventiladores necesarios. Desafortunadamente los efectos de esta falta de previsión gubernamental impactarán en miles de familias mexicanas.

3. En lo económico, la SHCP publicó el 31 de marzo pasado el documento “Pre-criterios Generales de Política Económica 2021”. En él destacan tres elementos: 

  • Primero, que la pandemia del coronavirus nos toma mal parados porque venimos de un pésimo 2019 donde decrecimos -0.1% del PIB, y por no permitir que hubiera inversiones del sector privado se gastaron más de 340 mil millones de pesos, y se dio una significativa pérdida de empleos al ahuyentarse a la inversión privada con políticas volátiles, que generan incertidumbre y que deterioran el estado de derecho. 
  • Segundo, que hoy el gobierno reconoce que no crecerá por segundo año consecutivo, y que lejos del 2.5% que prometían este año, nuestra economía va a tener una de las peores contracciones de su historia que calcula el gobierno pueda llegar a -3.9% pero que por ejemplo, Bank of America calcula hasta en -8% y la Cámara de Comercio Americana considera que pudiera ser de -11%. La peor caída del PIB que ha tenido nuestro país en su historia jamás ha superado 6.3%. 
  • Tercero, la autoridad hacendaria reconoce que este es el gobierno más endeudado de los últimos años. Este año su proporción de la deuda respecto del PIB pasó de 45.6% a 52.1% del PIB afectando así a las y los mexicanos (Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, la medida más amplia de la deuda).

Es así que el propio gobierno está reconociendo que se avecina una de las peores crisis económicas en la historia de México. Y ante un escenario así, las y los integrantes del Grupo Parlamentario del PRI en el Senado reiteramos que se requiere altura de miras y capacidad para suavizar el impacto que esta brutal crisis tendrá sobre las personas y las empresas, y para asegurar que la planta productiva y los empleos se mantengan. 

Las medidas anunciadas hoy por el Gobierno federal son insuficientes para la magnitud de la crisis de salud y la crisis económica que se aproxima. 

No hay que olvidar que los empleos los crea el sector privado, no el Gobierno a través de proyectos que no tienen viabilidad y que costarán más de lo que generarán. Sin el apoyo, dada la fuerza de la crisis económica, se van a perder cientos de miles de empleos en el país.

México necesita de un gran pacto nacional entre el gobierno federal, los gobiernos estatales, el poder legislativo, el poder judicial, el sector privado y la sociedad mexicana, a fin de que se acuerden una serie de medidas amplias e integrales de carácter sanitario, comercial, económico, fiscal y financiero, que apoyen con suficiencia y efectividad a las familias y las empresas de México. La situación lo amerita. 

Como Estado mexicano todas las instituciones deben estar a la altura de las circunstancias y comportarse con la prudencia, responsabilidad y eficacia que esta crisis demanda.

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top