Medios

del GPPRI

Demanda que si hubo corrupción deberán presentarse denuncias con sus respectivas pruebas. 

Entrega directa de dinero a madres, un asunto más de carácter clientelar que de combate efectivo a desvíos.

El Gobierno Federal se escuda en presuntas irregularidades en la operación de las estancias infantiles de todo el país para recortar los recursos para su funcionamiento, pero no presentan pruebas ni denuncian a quienes incurrieron en actos de corrupción, aseguran los integrantes del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Senadores.

Con esta decisión aplicada a rajatabla por el Ejecutivo Federal, se pone en riesgo la operación de las más de 9 mil guarderías a nivel nacional, mediante un programa que ha sido calificado con el 94 por ciento de aprobación y cuyo cierre afectará a casi 400 mil madres de niñas y niños, al olvidar que las estancias no solo proveen cuidado, sino también alimentación, estimulación para el desarrollo y aprendizaje temprano, sostienen las y los senadores del PRI.

“No puede ser que haya tan poca sensibilidad para poder atender un caso que va más allá de partidos políticos, que es un tema que involucra la formación inicial de los menores, no de ideologías partidistas; se trata de un asunto del interés superior de la niñez”, afirman los legisladores que coordina el senador Miguel Ángel Osorio Chong.

Sostienen los priístas que con la entrega directa del dinero a las madres de los niños, no garantiza su buen uso en el cuidado y educación de sus hijos. “se trata más bien de un asunto de carácter clientelar que de combate efectivo contra la corrupción”, puntualizan.

Incluso, las y los senadores del GPPRI, se suman al pronunciamiento del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), en el que hace un llamado a las instituciones responsables de la operación del programa de Estancias Infantiles para que analicen la decisión de eliminarlas sin un diagnóstico previo basado en evidencia, ya que ello, aseguran, puede contribuir a mantener las barreras que enfrentan las mujeres para ejercer derechos fundamentales como el trabajo y la seguridad social.

Por último, el GPPRI pide al gobierno federal para que a la brevedad se expidan las reglas de operación de este programa instrumentado por la Secretaría de Desarrollo Social (hoy del Bienestar) y ofrecieron unánimemente a las encargadas de las guarderías y las madres de los menores, estar atentos y apoyarlas en todo momento para que las autoridades federales las escuchen y les den respuesta positiva.

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top