Medios

del GPPRI

La Senadora Beatriz Paredes Rangel: Gracias, señor Presidente.

Deseo, en primer término, reconocer el trabajo de los integrantes de la Segunda Comisión de la Comisión Permanente, no lo hago solamente por forma, sino valorando  su dedicación, su profesionalismo y su disposición para entregar su valioso tiempo en una tarea sustantiva del Poder Legislativo, del Senado de la República y de la Permanente cuando el Senado esté en receso, como es la ratificación  de los titulares de la representación de México en los distintos países con los cuales tenemos relaciones diplomáticas.

Afortunadamente el criterio de la cancillería y del titular del Poder Ejecutivo ha sido someter a consideración de este cuerpo colegiado, personalidades que se han dedicado profesionalmente de manera central a la actividad  diplomática en su mayoría miembros del Servicio Exterior Mexicano y cuando se dan excepciones, son personas que también han estado vinculadas con la actividad diplomática.

Nos corresponde ahora votar en dos momentos dos nombramientos, el Embajador de México ante la India, nombramiento que recae en la persona  de Federico Salas Lotfe, un funcionario del Servicio Exteriores, que se ha desempeñado con eficiencia y profesionalismo en Indonesia, Israel  y la República Checa.

El Embajador Salas tuvo una comparecencia en donde precisó el planteamiento integral de su trabajo  en el caso de que esta representación ratifique en la India.

 

La India es un espacio  extraordinario de la civilización humana, es en términos demográficos, alrededor de mil 300 millones de habitantes, ha sido el espacio en donde  al abrigo del Río Tigris y del Río Éufrates, nacieron los elementos prácticamente de todas las grandes religiones del mundo.

La India  ha jugado un papel en la época contemporánea de vanguardia, tanto en el mundo diplomática con la integración de bloques de potencias intermedias como en el mundo del desarrollo, cuando ha logrado incidir en la transformación  de la ciencia y la tecnología, y no obstante sus contrastes sociales, derivados de un entramado cultural extraordinariamente complejo, la India tiene regiones de su país que se encuentran vinculadas con los aspectos más notables del desarrollo científico y tecnológico.

México  y la India, se ha encontrado en diversos momentos.

Coincidimos, la mayoría de las veces en nuestras posiciones internacionales y cuando hay diferendos los sabemos resolver, respetando las características de la política exterior de cada país.

El Embalador Salas es nominado para   representarnos en esa extraordinaria nación, un continente pluriétnico  y pluricultural y, en forma concurrente, en Nepal, Bangladesh, Sri Lanka y Maldivas, el subcontinente indio con excepción de Pakistán.

El nombramiento de este embajador es de suma trascendencia para nuestras relaciones con una de las potencias emergentes que, sin duda, imprimirá su sabiduría, porque es una civilización milenaria en el contexto del siglo XXI y de los años por venir.

Les estamos solicitando su voto favorable para Federico Salas.

También analizamos en la Comisión la representación de México en Turquía, la cancillería propuso, en la personalidad de José Luis Martínez Hernández, a quien nos represente en ese país tan trascendental para la cultura del mundo.

Quiero detenerme, al analizar la personalidad de José Luis Martínez  Hernández, para reivindicar un aspecto del Estado mexicano que a veces minimizamos o pretendemos ignorar, la capacidad  del Estado mexicano de formar cuadros profesionales.

En este caso, José Luis Martínez, es un funcionario público con visión de Estado que ha sido un extraordinario representante de nuestra posibilidad como país, de formar expertos en materia de política cultural.

Por eso es idóneo para representarnos en Constantinopla, en Estambul, en Turquía.

El Embajador José Luis Martínez Hernández proviene de una prosapia de la que nos enorgullecemos todos los mexicanos. Su padre, don José Martínez es, sin duda, el más importante historiador mexicano que haya realizado una crónica de una personalidad tan controvertida como la de Hernán Cortés, con un rigor excepcional el trabajo como historiador de don José Luis Martínez ha dejado huella, no solo en la cultura y en la historia de México, sino para la comprensión de México ante el mundo. Hijo también de una gran figura del arte popular mexicano, de doña Amalia Hernández.

José Luis Martínez se distingue porque, habiendo abrevado en su hogar por dos ríos fecundos como su padre y su madre, es un hombre sencillo, es un hombre accesible que siempre ha tenido vocación por lo público y en las actividades, en la política cultural que ha desempeñado, en Conaculta al lado de Fernando Tobar, al que saludamos desde aquí y, en la diplomacia como Cónsul en Alemania y como funcionario en la Embajada de Francia, Embajador en Hungría, en Bulgaria y en Croacia José Luis Martínez ha enaltecido el nombre de México.

También hay buenos funcionarios en México, también la formación de Estado nos ha permitido erguirnos como país ante todas las naciones y por eso el nombramiento de José Luis Martínez, además de corresponder a una visión pertinente de la cancillería, enorgullece la defensa del servicio profesional en la actividad civil.

Les estamos solicitando, respetuosamente, su voto aprobatorio.

Muchas gracias.

 

Etiquetas:
Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top