Medios

del GPPRI

Con su permiso, Presidente.

Compañeras Senadoras, compañeros Senadores:

Vengo a esta tribuna a presentar una iniciativa para que los objetivos de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia sean considerados como prioritarios y de interés público.

Lo hago profundamente preocupada, indignada y con una gran frustración como senadora, como mexicana, como mujer.

En esta tribuna hemos hablado mucho del gran reto que representa lograr la plena igualdad entre hombres y mujeres.

Hemos reiterado la necesidad urgente de erradicar la violencia contra las mujeres y transformar la cultura machista que existe en nuestro país.

Y nos hemos comprometido a legislar con perspectiva de género, exhortando al ejecutivo a gobernar de la misma manera.

Hoy, sin embargo, es claro que estamos ante un gobierno que no escucha y, lo que es peor, que no se preocupa por atender y hacer frente a estos retos, como el de la mujer.

La propuesta de Presupuesto de Egresos para el próximo año desarticula las políticas encaminadas a lograr una igualdad sustantiva entre hombres y mujeres.

Está mermando los esfuerzos para erradicar la violencia de género y lastima profundamente a las mexicanas.

La propuesta no contempla la perspectiva de género de manera real, y va en contra de las mejores prácticas y de nuestros compromisos internacionales, como con la ONU.

Y, lo más grave, no responde a los retos del país en la materia. No sé si no queda claro o no me explico.

En lugar de atender al 30 por ciento de mujeres que se sienten discriminadas por razón de su género, se está reduciendo un 39 por ciento del presupuesto para impulsar políticas públicas de género transversales.

En lugar de hacer frente a la violencia de género y los feminicidios, el presupuesto para combatirlos se reduce en un 28 por ciento.

En lugar de atender el reto del embarazo adolescentes, se reduce un 2.7 por ciento el presupuesto para la salud materna, sexual y reproductiva.

En lugar de apoyar al 28 por ciento de los hogares con una jefa de familia, el presupuesto para las estancias infantiles se reduce un 46 por ciento, esto quiere decir que 300 mil mujeres que trabajan o que estudian, no van a tener la oportunidad a dónde van a dejar a sus hijos. El seguro para jefas de familia se pierde un 84 por ciento.

En lugar de apoyar a los municipios de las 17 entidades con Alerta de Género, se elimina el Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres en las Entidades Federativas.

Por todo ello hago un llamado a nuestras compañeras y compañeros en la Cámara de Diputados a corregir este Presupuesto de Egresos.

A que esta “Legislatura de la Paridad de Género” demuestre, de verdad, que no se puede hacer a un lado a las mujeres, que seamos congruentes cuando nos estamos parando en la tribuna.

Recordemos que legislar para la igualdad no es un favor. Por el contrario, es nuestra responsabilidad como legisladoras y legisladores, y una deuda histórica con la mitad de la población que se tiene en el país.

Les quiero comentar que el anexo 13 se ve y se ha dicho que “ahí viene el apoyo a las mujeres”. Eso es mentira, porque en el anexo 13 lo que se está incrementando en comparación al ejercicio 2018 y la propuesta para el 2019, es el incremento que hay para jóvenes Construyendo y Adultos Mayores, no para el tema de las mujeres.

La experiencia da muestras de que cuando se apoya se impulsan políticas incluyentes, las economías crecen. Y de que cuando se eliminan las brechas de género, los países avanzados dan mejores resultados.

De eso se trata esta iniciativa, que espero cuente con el apoyo de todas y todos ustedes.

Muchas gracias.

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top