Medios

del GPPRI

Muchas gracias, presidenta.

Desde luego mi voto será a favor, pero quiero proponer una modificación al dictamen, subrayando que, ante el hecho de legislar a distancia, no tuve claro cómo presentar debidamente esta modificación, pero es tan sencilla y creo que tan útil y dentro del espíritu que supone el presente dictamen, que les ruego puedan considerarla y expresar su simpatía.

El Instituto Nacional de las Lenguas Indígenas surgió de una iniciativa legislativa, no fue una propuesta del Ejecutivo, en la legislatura que tuve oportunidad de compartir con el Senador Batres y con otras y otros compañeros, atendiendo los planteamientos de dirigentes indígenas y particularmente de poetas indígenas, como Natalio Hernández, se concibió y recibimos insumos para acordar, los grupos parlamentarios, la creación del Instituto Nacional de las Lenguas Indígenas.

El destino de esta institución ha sido un destino accidentado, siendo tan relevante para nuestra identidad y el patrimonio cultural pluriétnico de nuestro país la preservación de nuestras lenguas originarias, la verdad es que en muchas ocasiones el Instituto no ha dispuesto de los recursos necesarios y del respaldo necesario no solo para garantizar la preservación de las lenguas existentes, sino para tener influencia transversal y lograr que en el Sistema Educativo Nacional se transmita la educación de manera bilingüe aprendiendo la diversidad de nuestras lenguas originales, o cuando menos nuestros troncos lingüísticos básicos.

Ahorita que las comisiones decidieron hacer esta adecuación, cuando revisé el dictamen pienso que sería conveniente y útil para el Consejo Nacional del Instituto Nacional de las Lenguas Indígenas, que en este Consejo se establezca en el propio artículo 16, que el Consejo Nacional se integrará con siete representantes de la Administración Pública Federal, tres representantes de escuelas, instituciones de educación superior y universidades indígenas, y tres representantes de instituciones académicas y organismos que se hayan distinguido por la promoción, preservación y defensa del uso de las lenguas indígenas.

Y agregaría: Y por dos representantes del Congreso de la Unión, a saber, el presidente de la Comisión de Pueblos Indígenas, de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados y el presidente o la presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de Senadores.

La razón es que necesitamos que, en el horizonte parlamentario de la discusión del presupuesto, que haya quien defienda el que se destinen los recursos necesarios para que esta institución no sea solo una institución simbólica, sino tenga posibilidades de realmente disponer de los recursos necesarios y de la capacidad política para incidir, transversalmente, en la preservación y recreación de nuestras lenguas originales.

Y la presencia del Senado, a través de su Comisión de Asuntos Indígenas resulta natural, puesto que la expresión de nuestros pueblos indígenas se dé en el marco del territorio y en el Senado representamos a las entidades federativas.

Lamento no dominar el trámite ante las sesiones virtuales, pero me parece que es muy simple la visión que estoy sugiriendo, que toca de fondo la materia que ustedes abordan, que es la composición del Consejo del Inali y que realmente podría fortalecer esta institución y el propósito de sus políticas públicas, que es preservar nuestro patrimonio civilizacional extraordinaria que se refleja en el uso, dominio y repercusión en el tiempo de nuestras lenguas originarias.

Muchas gracias.

Etiquetas:
Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top