Medios

del GPPRI

Muchísimas gracias.

Primero, quiero agradecerle a Pilar Lozano, con quien he tenido coincidencias muy felices para mí, tanto de identidad ideológica como de visión del mundo y de la cultura, esta amable invitación.

Y decir que me da mucho gusto compartir este panel en video, con dos senadores a quienes aprecio y respeto, a Patricia Mercado con quien también me unen muchas cosas desde hace varios años, y con Emilio Álvarez Icaza, que considero un ser humano admirable y que aporta enormemente a nuestro Senado.

Y coincidir con dirigentes migrantes muy relevantes, a quienes valoro muchísimo su tiempo, a quienes están aquí como panelistas y a quienes nos escuchan a través de este medio cibernético.

El nombre de mi exposición que vincula la migración como un hecho ineludible del Siglo XXI, les refleja mi punto de vista sobre el tema.

Yo creo, como lo dijo Pilar, que la migración en consustancial a la especie humana, siempre me he pronunciado porque haya gran derecho de movilidad entre todos los ciudadanos, que finalmente nuestro hábitat es el mundo.

Soy consciente de la evolución de los Estados nacionales y de las circunstancias que han llevado a establecer fronteras, sin embargo, mi convicción es que así como el mundo ha facilitado el traslado de bienes y de capital, es indispensable que reconozca el valor fundamental es el de la vida, el de las personas, el que el trabajo y la creatividad de las personas pueda realizarse en cualquier sitio.

En ese sentido, tengo una definición muy amplia y una vocación que reconoce la migración como un hecho positivo y un hecho favorable para el desarrollo.

Creo que además la asimetría entre las regiones, el desarrollo absolutamente desigualitario entre los países y las zonas, entre el sur y el norte, hace que la migración sea una circunstancia ineludible en nuestro tiempo.

En Asia, de los países asiáticos del sur hacia el norte; en el Europa de los países africanos hacia Europa, y en América, desde luego de nuestros países hacia Estados Unidos fundamentalmente y Canadá en menor proporción, y los fenómenos muy específicos de América del Sur.

Pero como este es un foro en donde participan fundamentalmente compatriotas migrantes en América del Norte, a pesar de que mi tema ha sido mucho la migración centroamericana y la frontera sur, es lo que más he trabajado, voy a referirme específicamente a los temas que considero más relevantes para la migración México-Estados Unidos-Estados Unidos-México.

Quisiera lograr que mis palabras fueran convincentes y alcanzaran a transmitirles cuán importante es para mí la problemática migratoria y cómo me parecería muy trascendente, establecer un verdadero vínculo de comunicación con quienes habitan cotidianamente en Estados Unidos y padecen, se enfrentan, conviven con la realidad norteamericana.

Más que discursos o promesas, me parece que una relación nada con quienes plantean acciones en favor de los migrantes mexicanos, muchos, o de los residentes mexicanos en Estados Unidos, es definir una agenda común, fuera de intereses o expectativas de afinidad electoral.

La relación con los migrantes no debe tener un propósito de simpatía electoral como precondición, debe ser un compromiso de identidad como compatriotas y de valoración de su muy importante aportación a México.

Este diálogo sin embargo, esta reunión del día de hoy, se da en un contexto internacional muy complejo.

En primer lugar, la enorme tensión racial en Estados Unidos. Para el actual presidente de Estados Unidos, la expresión sobre su principal fobia racial desde su campaña, hemos sido los mexicanos.

Expresiones despectivas que ha seguido manifestando, se han mezclado con, han generado una gran resultante, prohijar, alimentar un ambiente racista y descalificatorio, que incita al supremacismo blanco; “siembra vientos y cosecharás tempestades”, dice.

Mi convicción es que la comunidad latina debe ser solidaria con la comunidad afroamericana. Esto tiene que ver con una gran discusión política, yo lo sé, me hago cargo que estoy tocando un tema muy delicado, pero me parece esencial en este momento hacer esa valoración.

Esa identidad entre latinos y afroamericanos, debe estar por encima de las diferencias coyunturales o de la disputa por la ocupación de espacios laborales que existe y que ha existido.

Otro rasgo de la coyuntura es el impacto del covid en la Unión Americana, y la previsible recesión económica con los despidos masivos en Estados Unidos.

Seguramente a ello se refería Tonatiuh Guillén, cuando hablaba de una posible migración masiva, un posible retorno masivo provocado por la necesidad de compatriotas nuestros, retorno masivo, que seguramente se vinculará a la pérdida de plazas de trabajo, y sabemos que cuando se pierden trabajos, el eslabón se revienta por lo más delgado.

Esto está aunado a la precariedad de nuestros consulados en la atención a nuestros connacionales.

Quiero decirles que desde el Senado hemos sido muy solidarias con la función consular, hemos, nos hemos pronunciado en repetidas ocasiones porque se les incrementen los presupuestos, porque se les dejen a ellos los recursos que obtienen por los ingresos que captan en los consulados, porque se multiplique su personal, y sin embargo, a pesar de nuestra insistencia, hemos vivido como en todo el sector público, que la política de austeridad también ha pretendido aplicar a la función de nuestros consulados.

Otro elemento coyuntural, es la persistencia del covid en México y lo que ha significado en pérdidas humanas, en fallecimientos. Somos un país que tiene un porcentaje de letalidad mayor, y lamentablemente la información no es muy clara, y seguramente muchos de nuestros compatriotas que viven en Estados Unidos han recibido tristes noticias en relación a la situación de familiares en México.

Esta coyuntura se da en el marco de una actuación, de una situación que para mí ha significado una enorme sorpresa.

Yo me esperaba una actitud mucho más solidaria con los migrantes, particularmente con quienes son trabajadores mexicanos en Estados Unidos, como los migrantes en Estados Unidos, de la actual administración. No ha sido así.

Y esto se ha reflejado en una serie de decisiones públicas que han afectado la dinámica de nuestros migrantes.

Primero, se desaparecieron los programas de cooperación, el 3×1 o el 2×1, que era tan importante para multiplicar el desarrollo de las poblaciones de origen, y que era un programa muy bien recibido pues multiplicaba el espíritu de solidaridad de nuestros migrantes.

Segundo, se han desaparecido los recursos para el Programa Pisano, que apoyaba el retorno y la estancia que venían a realizar nuestros compatriotas con motivo de vacaciones u otros momentos, y en lugar de consolidarse este programa, se han disminuido los recursos.

Tercero, la circunstancia del endurecimiento de la política migratoria hacia los centroamericanos en territorio mexicano, también repercute desde luego en nuestros connacionales, puesto que se ha endurecido la política migratoria en términos generales.

Ante estos hechos, sé que las organizaciones de migrantes han trabajado y han hecho una serie de pronunciamientos, me hizo llegar Blanca Alcalá, un importante manifiesto ante la crisis sanitaria y económica del país, subscribieron distintas federaciones y organizaciones mexicanas migrantes, en abril 27, y nuestro grupo parlamentario decidió solidarizarse con él.

Yo no voy a repetirles todos los planteamientos de ustedes, me queda claro que tienen una visión general y propuestas muy concretas, pero sí decirles que nos sumamos a lo planteado por ustedes.

Pilar ¿cuánto tiempo me queda, ya terminé mi tiempo? Gracias.

Pero quiero subrayar algunas de las propuestas de este manifiesto, que me parece extraordinariamente bien logrado.

Primero, cuando plantean la constitución de un grupo multidisciplinario, intersectorial y trasnacional, que analice los impactos de la crisis sanitaria y económica, me parece absolutamente pertinente.

Que se establezca una plataforma virtual que atienda necesidades específicas de información de la comunidad migrante y trasnacional en la contingencia.

El generar un fondo de apoyo para la comunidad mexicana en Estados Unidos.

Una campaña informativa sobre el ahorro.

Y hay un conjunto de propuestas de mediano plazo, muy relevantes. Seguramente ustedes conocen este manifiesto, yo se los haré llegar a nuestras compañeras y compañeros panelistas.

Finalmente, un comentario, hace tiempo he insistido en la necesidad de establecer una circunscripción plurinominal para los migrantes mexicanos dentro de la estructura electoral mexicana.

Creo que este es un planteamiento muy concreto que permitiría tener la presencia de legisladores migrantes en nuestro Congreso nacional en la Cámara de Diputados.

Y yo, nuestro grupo parlamentario presentará esta iniciativa y desde luego, invito a los colegas a presentarla.

Como les dije al inicio de mi intervención, creo que nuestra relación con la comunidad migrantes de mexicanos en el exterior, debe ser ajena a intereses electoreros.

Creo que debe ser una relación de respeto, de identidad, de valoración, de su trascendencia como seres humanos y para nuestro país, y que ustedes con toda libertad optarán y militarán en los partidos que deseen.

Sin embargo, en esta conquista de una circunscripción electoral para los migrantes, creo que podemos hacer un frente común.

Muchas gracias.

 

 

Etiquetas:
Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top