Medios

del GPPRI

Señor presidente.

 

Compañeras y compañeros legisladores integrantes de la Comisión Permanente.

 

Baja California es una potencia. Es la entidad federativa que contiene a esa megalópolis que es Tijuana y que tan importante es para el desarrollo fronterizo.

 

Es la región productora de artículos para la alimentación y con el inmenso mar Atlántico y el Mar de Cortés.

 

Baja California es una potencia económica que tiene procesos económicos articulados con California, California que es la sexta economía del mundo, si se “abstrayera” de Estados Unidos.

 

Baja California es una entidad que ha vivido procesos electorales de alternancia, es el estado en donde por primera vez en un municipio gigantesco -que es mucho más grande que mi estado natal- Ensenada, ganó la oposición en la historia electoral de México.

 

No es fortuito el que muchos piensen en Baja California como un sitio en donde la política y los negocios pueden reunirse.

 

Hay un debate mucho más de fondo detrás de estas decisiones inaceptables del Congreso local, ¿por qué tomaron esas decisiones? Hay muchos dimes y diretes.

 

Pero si hay una expresión muy clara de una palabra que repetimos en todos los debates y extrañamente no mencionamos ahora, es la corrupción. Evidentemente ese Congreso local está con el virus de la corrupción y la corrosión, como para desconocer su marco jurídico y como para violentar el proceso legislativo para pergeñar una respuesta a la exhortación respetuosa de defensa de la vida democrática y del marco constitucional que hizo esta Comisión Permanente.

 

Rechazamos categóricamente el tono de la respuesta del Congreso local.

 

Le solicitamos al presidente de la Mesa, que una vez que se reciba este documento de manera oficial, la Comisión Permanente en Pleno, y por qué no, las juntas de coordinación de ambas Cámaras, sean explícitos de por qué tenemos como Congreso Nacional el absoluto derecho de referirnos a todos los temas que atañen al país.

 

Somos los representantes del Pacto Federal, eso somos los senadores. No hay modo, sería una gravísima omisión que la Comisión Permanente no se hubiera pronunciado sobre un hecho que lesiona la democracia, lesiona las posibilidades de un desarrollo regional sano, lesiona la buena relación entre estados y federación.

 

Y quiero hacer un llamado, yo sé que hay voces que quieren acogerse a los sofismas jurídicos que pretenden sustentar los congresistas de Baja California.

 

Yo fui diputada local, fui líder de un Congreso local. La vulnerabilidad de los Congresos locales a los grandes intereses no escapa a nadie. Y este es un juego de los grandes intereses, no tiene que ver con la ciudadanía, no nos engañemos.

 

Defender la estricta vigencia del derecho, es defender a la ciudadanía de Baja California.

 

Por eso, el grupo parlamentario del PRI acompañará a la presidenta de nuestro instituto político a presentar la acción de inconstitucionalidad, es una decisión de nuestra dirigencia.

 

Y exhortamos pues a la Comisión Permanente y a las juntas de coordinación política, a que no descartemos ningún escenario, no descartemos ningún escenario.

 

Quienes en lugar de legisladores se convirtieron en rufianes, merecen un escarmiento.

 

Muchas gracias.

 

Etiquetas:
Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top