Medios

del GPPRI

Primero que nada, quiero reconocer a todos y todas, quienes el día de hoy han estado participando de alguna u otra manera.

Algunos como promoventes, otros como dictaminadores y dictaminadoras, otros como impulsores de vida y de historia, muchas organizaciones de la sociedad civil, pero todas y todos con ese gran compromiso de avanzar en temas de la igualdad, en temas de género, en temas de la paridad y en temas de más y mejores derechos para las trabajadoras del hogar.

En especial le quiero reconoce a mi compañera Nuvia Mayorga que estuvo en las dos dictaminaciones y que estuvo muy pendiente en todo momento, darnos a conocer todos los avances en el grupo parlamentario, y que haya tenido toda esa paciencia, porque llegar a los acuerdos es complejo, y tú has tenido toda esa paciencia Nuvia. Gracias de verdad por tu trabajo.

También quiero agradecerles a mujeres históricas que están el día de hoy con nosotros y que han sido legisladoras y luchadoras por tanto tiempo.

Beatriz Paredes, de mi grupo parlamentario; Josefina Vázquez Mota, del grupo parlamentario del PAN, Efigenia Martínez, Patricia Mercado, gracias, porque mujeres como ustedes nos han abierto la puerta, nos han abierto camino, nos han inspirado, y han hecho posible, porque ustedes lo lograron aún, y no habiendo cuotas o aún no habiendo muchas mujeres que lucharan por estos derechos, lograron que hoy estuviéramos todas aquí para que juntas pudiéramos llegar a esta reforma en favor de los derechos de las trabajadoras del hogar.

Lo que no quiero es que alcemos las campanas al vuelo, porque me preocupa.

La semana pasada aprobamos la reforma educativa y resulta que no hay presupuesto para imprimir los libros de texto.

Esta semana aprobamos aquí la reforma paridad en todo, que es una reforma constitucional, pero los fondos de pro-equidad no han salido y no tienen convocatoria.

Los fondos de PAIMEF están recortados, los Fondos de Coinversión Social ya no salieron este año.

El programa a estancias infantiles y sus lineamientos ya no salieron este año.

Los refugios para mujeres solamente han llegado al 70 por ciento de los refugios.

Entonces no alcemos las campanas al vuelo.

Lo cierto es que derechos sin presupuesto terminan siendo no derechos, y es importante que asumamos la responsabilidad de estar el día de hoy aquí, de ser la mitad, de ser la legislatura de la paridad, y que si en los próximos presupuestos no vuelve pro-equidad, no está completo el incremento a PAIMEF, no está de regreso Conversión Social, no está de regreso Programa de Estancias Infantiles o ver la manera en la que se va a fondear la educación inicial para que las mujeres podamos seguir saliendo a trabajar.

No está el presupuesto de refugio de mujeres y no está el recurso destinado para que en el Seguro Social se pueda dar la atención médica a todas las mujeres que van a ingresar con este nuevo derecho, no se vaya a convertir todo en letra muerta.

Esa esa es nuestra responsabilidad y quiero que la asumamos.

Está bien que reconozcamos que el día de hoy se está avanzando.

Está bien que reconozcamos todas esas batallas que hemos ido ganando poco a poco.

Pero está mejor todavía que veamos el reto mayúsculo que tenemos enfrente, el presupuesto, el presupuesto para que todas estas buenas obras, para que todas estas buenas legislaciones se vean concretadas en una realidad.

Eso es lo que vamos a tener que impulsar desde aquí, a la Cámara de Diputados, porque nosotros no vamos a aprobar el Presupuesto de Egresos.

Pero es bien importante que desde ahorita hagamos el pacto, que desde Ley de Ingresos vaya implícito todo lo que se va a tener que considerar para que sea vertido en el Presupuesto.

No queremos más simulación y no queremos solo buenos deseos en la legislación. Queremos la adecuada y la correcta implementación.

Con esta reforma, la de hoy en particular, vamos a reducir mucho, créanmelo, la rotación de personal que hay en el trabajo doméstico.

La vamos a reducir porque se iban porque no había derechos, porque no había prestaciones, porque no había obligaciones del patrón para con ellas.

Si no hay manera de cuidarlas, como ellas nos cuidan, cómo esperábamos que se quedaran.

Qué bueno que estamos hoy cimentando las primeras piedras para que se queden, pero no dejemos de lado cuál es la responsabilidad pendiente.

El presupuesto será una obligación de acompañamiento para nosotros en Cámara de Diputados.

Muchas gracias compañeras y compañeros.

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top