Medios

del GPPRI

Con su permiso, presidenta.

Los programas sociales son un conjunto de instrumentos que les sirven a las naciones para contribuir a la mejora de las condiciones de vida de toda la población.

Actualmente, en México, el gobierno federal, a través de la Secretaría del Bienestar, cuenta con una serie de programas sociales, cuyo discurso enfatiza que están dirigidos a grupos vulnerables, debido a su rezago económico y que se encuentran, en muchas ocasiones, fuera de los servicios básicos del Estado que debe de proporcionarles.

Por ello, el día de hoy, celebro que los beneficios de esta reforma por la que se adicionan diversas disposiciones a la Ley General de Desarrollo Social sean, principalmente, evitar la duplicidad de programas y la asignación de beneficiarios de poblaciones distintas a aquellas para las que fueron diseñados.

En este dictamen se establece la facultad de la Secretaría de Bienestar a los gobiernos de las entidades federativas y de los municipios, a convenir acciones y programas sociales con el gobierno federal y colaborar con él para evitar la duplicidad de programas.

Un ejemplo de esto lo encontramos en el 2019, cuando el Coneval destacó la necesidad de racionalizar los recursos públicos, justificando su uso en prioridades nacionales ya resultados de desempeño. El Coneval recomendó, desde ese entonces, una revisión detallada de los programas sociales para determinar mejoras en superación, debido a las semejanzas entre varios de ellos.

Un ejemplo claro que podemos identificar y en el que debemos centrar la atención de estos programas, son las becas, ya que tienen semejanzas a los recursos que otorgan, en muchas de las ocasiones, a los estudiantes que están en pobreza y que no deben de ser duplicados.

Se necesita entonces una coordinación efectiva entre Federación, estados y municipios para poder que los recursos federales se puedan distribuir y focalizarlos de la mejor manera; los programas sociales deben cumplir con un fin específico, relacionado a proporcionar las herramientas necesarias para quienes así lo necesitan, pueden desarrollarse en sus capacidades físicas e intelectuales y con ello romper, de una vez por todas, esa barrera que representa la pobreza.

No deben de ser utilizados, los programas sociales, como una bandera electoral, es lo que el grupo parlamentario del PRI siempre ha estado a favor de ello, porque son la expresión de las instituciones de perseguir el bienestar general y por darle continuidad a que funcionen y que sean necesarios para un estilo rápido e improvisado para la toma de decisiones.

En la política pública no hay más peligro que eso, debemos reaccionar de manera oportuna a los programas públicos y no poner en riesgo ni destruir la arquitectura de la política que se viene consolidando desde hace varios años y que ello requiere un ajuste gradual y de lo cual el grupo parlamentario del PRI está a favor, siempre que se enriquezca y que sean efectivos los programas sociales para la población mexicana.

Muchas gracias.

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top