Medios

del GPPRI

Con su permiso, señor presidente.

Compañeros, compañeros, senadoras, senadores, muy buenas tardes.

Hoy acudo ante ustedes para poner a su superior consideración y también para exponerles la importancia de votar a favor del dictamen elaborado por las Comisiones Unidas de Marina, y de Estudios Legislativos, Primera, en relación a la Minuta con Proyecto de Decreto que expide la Ley de Educación Naval.

Sobre el particular, me permito referir a ustedes los siguientes antecedentes:

En Sesión Ordinaria celebrada en el mes de septiembre de 2017, se presentó la iniciativa de Ley de Educación Naval, en la Cámara de Diputados, aprobándose un mes después.

Igualmente, en octubre de ese mismo año, se recibió en esta Cámara de Senadores la minuta correspondiente, siendo turnada a las Comisiones de Marina y de Estudios Legislativos, Primera.

Con objeto de contar con mayores elementos les comparto, que hicimos algunas consultas ante la Secretaría de Marina, Armada de México, quienes vieron con muy buenos ojos esta iniciativa.

Ese mismo mes, la Comisión de Marina, es decir, en diciembre del año pasado, la Comisión de Marina aprobó el dictamen en comento. Agradezco a mis compañeras, a mis compañeros integrantes de la Comisión de Marina por sus valiosas aportaciones y por haber aprobado por unanimidad esta iniciativa.

Recientemente, también fue aprobado por la Comisión de Estudios Legislativos Primera, la cual es presidida por la compañera senadora Mayuli Latifa Martínez. Reconozco de igual forma a los integrantes de esta Comisión por su labor.

Hoy ante este Pleno Legislativo de esta Soberanía, acudo con ustedes para someter a su consideración el dictamen de la minuta presentada en la Cámara de Diputados por la que se expide la Ley de Educación Naval. 

La expedición de esta Ley, en caso de ser aprobada, representa un paso decisivo para el desarrollo de la Marina Armada de México.

En la medida que tengamos Fuerzas Armadas mejor preparadas, estamos avanzando hacia un país más sólido y más fuerte.

Durante la administración anterior se sentaron las bases para fortalecer el Sistema Educativo Naval, en específico con la creación de la Universidad Naval en julio de 2015. 

De este modo quedaron integradas en una sola organización, todas las escuelas de formación, posgrado, técnicas, entre otros, así como los centros de capacitación y adiestramiento de la Secretaría de Marina Armada de México.

Sin embargo, a la fecha, la Universidad Naval carece de su marco normativo. En este sentido, la Ley de Educación Naval busca normar la educación pública que imparte la Secretaría de Marina, a través de ésta, su Universidad Naval, en los niveles técnico profesional, profesional y de posgrado.

La educación naval se orienta a alcanzar la excelencia académica de los cadetes y estudiantes, para lo cual deben asumir un papel cada vez más activo y comprometido con su propio aprendizaje, tanto en el aula como en la sociedad a la que se deben.

La nueva ley también define los objetivos del Sistema Educativo Naval, entre los que se encuentra preparación de profesionistas competitivos y con una formación naval, científica, tecnológica, humanista y de calidad ciudadana.

Además, establece con claridad cada uno de los componentes de su modelo educativo, el cual reconoce la importancia de incorporar estrategias innovadoras, fomentar el intercambio académico nacional y extranjero, así como la difusión de la cultura naval.

Por esta razón, las comisiones dictaminadoras consideramos que es necesario proveer a la Secretaría de Marina con una Ley que fortalezca al Sistema Educativo Naval, y que permita formar a su personal bajo los más altos estándares, además de inculcarles la doctrina naval y los valores del honor, deber, lealtad y patriotismo.

Por lo anteriormente expuesto, solicito muy respetuosamente a mis compañeras y compañeros senadores y senadoras, su voto a favor de esta minuta.

Considero que México le debe mucho a los integrantes de nuestras Fuerzas Armadas, al Ejército Mexicano, a quien también nos sumamos a su reconocimiento por su día.

Le debemos mucho a la Marina Armada de México, y justo es que otorguemos precisamente a la Secretaría de Marina, las herramientas que sean necesarias para que puedan cumplir con su noble misión.

Preservar la paz, la independencia y la soberanía de la nación, es una gran responsabilidad que solo podrá ser cumplida si la Marina Armada de México cuenta con una preparación profesional en concordancia con los retos que su alta misión requiere.

Vaya nuestro reconocimiento a esta importante y prestigiada institución de todas y de todos los mexicanos, y gracias anticipadamente por su voto en favor de este dictamen.

Gracias presidente.

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top