Medios

del GPPRI

Gracias, con su permiso, señora presidenta.

Estimados amigos.

Hace mucho tiempo que este país puede presumir que goza de libertades, todos sin lugar a dudas en México podemos ser libres.

¿Qué es lo que nos incompleta? ¿de qué te sirve la libertad cuando no la puedes ejercer? y lo que nos impide ejercer esa libertad es la desigualdad que se produce no porque unos tengan más dinero que otros, no, su origen está en un mal endémico de esta patria, la aplicación de la ley.

¿Y saben por qué es un mal endémico? Porque todos queremos aplicar la ley cuando nos conviene y como nos conviene.

Todos queremos acomodar la ley para que nos sirva y eso es exactamente lo contrario del principio fundamental y de lo que hace válida la existencia de leyes, si no se aplican igual para todos y no se aplican siempre igual, las leyes son nugatorias.

Si alguien puede ser en un momento dado más fuerte que otro, más poderoso que otro o tener una mejor condición, entonces la ley o en este caso el reglamento, le sirve más.

El problema es ese, que si nos decidimos a aplicar el reglamento, todos hablamos cinco minutos.

Si nos decidimos aplicar el reglamento simple y sencillamente no estaríamos teniendo esta discusión, ¿por qué? porque es absolutamente ilegal.

Y no lo dije yo, lo dijo el señor presidente de la Comisión de Hacienda en su carácter de presidente de las comisiones unidas, él fue el que hizo la declaración y dijo, con 10 votos a favor de la Comisión de Hacienda y seis de la Comisión de Puntos Constitucionales, Estudios Legislativos Segunda.

Y la ley, nuestra ley, la que rige y dice qué es lo que debemos hacer, no admite dudas, artículo 190.

El dictamen que se presenta al Pleno contiene los siguientes elementos. No dice podrá contener, contiene, los tiene que tener, y el inciso 9, el numeral noveno dice: firmas autógrafas por lo menos de la mayoría absoluta de los integrantes en cada una de las comisiones. No hay a dónde hacerse.

El presidente de la mesa también lo dijo, como hay un empate. No, como hay un empate no pudo traerse al Pleno, de qué estamos hablando, este es el reglamento, ¿lo vamos a aplicar o no?

Y ya que decidimos que no, estamos hablando otra vez de la ley para todos.

Nadie puede objetar la intención que tiene una ley de austeridad, quién va a decir que no, pero convertir la ley en una proclama, hace exactamente lo contrario de lo que esa intención pretende, la vuelve absolutamente injusta, y es el caso de la falta de precisión en el término de funcionario.

El señor que nos recibe en la puerta del Palacio de Bellas Artes es un funcionario, y el subsecretario de Gobernación es un funcionario, ¿de cuál de los dos estamos hablando, de qué nivel estamos hablando?

Sí, suena bien, de los dos, de todos, no más ricos después de ser gobierno. Sí, ¿y qué van a hacer cuando terminen de trabajar los que despida injustamente su jefe? Porque tampoco hay distinción de por qué haya dejado de trabajar, simplemente después de tener ese trabajo, 10 años más no puede desempeñarse en la misma área.

Todos tendrán que tener por lo menos tres carreras para poder mantener a sus familias.

La ley tal como la están presentando hoy, es realmente una aberración jurídica.

No es la primera vez que pasa, sí, yo no quiero juzgar las razones de MORENA para asumir como argumento principal que otros hacían los que hoy hacen, porque tienen razón, hemos visto violar el reglamento una y otra vez, a las distintas fuerzas políticas cuando les toca ser mayoría. Pero eso es exactamente lo que no deberíamos hacer.

Señoras y señores, un vistazo sencillo a la Constitución, una lectura rápida del artículo quinto nos dice que no podemos votar la ley como la estamos votando.

Muchas gracias.

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top