Medios

del GPPRI

Con la venia de la presidencia.

 

Compañeras y compañeros.

 

Durante el pasado Periodo Extraordinario de Sesiones del Senado de la República, el grupo mayoritario logró la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México.

 

Este logro fue aplaudido sonoramente por la mayoría, y por supuesto que no tengo por qué no decir, los logros palpables y medibles que el Consejo había logrado en los 20 años de existencia.

 

Por ejemplo, gracias a la promoción turística, México en cinco años pasó (de ser el décimo quinto), a ser en el mundo, el país más visitado con 29 millones de turistas internacionales.

 

No obstante, en 2019 ya caímos al séptimo lugar, y creo que podemos terminar el año en noveno o en décimo lugar. En esas estamos en términos de promoción turística, siendo una de las fuentes de ingresos más importantes en nuestro país.

 

Lo más lamentable es que la desaparición de este Consejo, como muchas instituciones públicas que han sido desaparecidas por este gobierno, hasta ahorita no tiene un plan alterno para el fomento del turismo internacional y nacional.

 

Y esto es especialmente grave para estados como el de Guerrero, que es una fuente de ingresos importante de generación de empleo, de derrama económica, lo es para Yucatán, para Veracruz, para Quintana Roo, solo para poner algunos ejemplos, y en Guerrero, particularmente depende el 76 por ciento de la economía estatal.

 

Por supuesto que la promoción turística pone en riesgo destinos como Acapulco, Zihuatanejo, Taxco, Cancún, Playa del Carmen, Nuevo Vallar, Puerto Vallarta, y sigo con los ejemplos conocidos.

 

Adicionalmente a las diferentes regiones del estado, atractivos como sitios arqueológicos, monumentos históricos, museos, ciudades, y pueblos para describir, sin olvidar la presentación del arte culinario de cada rincón de la tierra guerrerense.

 

Sin una adecuada promoción, los 10 millones de empleos que genera el turismo, están en riesgo. Por supuesto en Guerrero son 280 mil empleos.

 

Y yo estoy convencido que lo que hoy necesitamos es consolidar la confianza no solo de los mercados, sino también de los turistas que hacen de los destinos mexicanos la mejor opción para vacacionar.

 

La desaparición del Consejo es una muestra más de la mala entendida y todavía peor planeada austeridad, puesto que como todos saben, obtenía sus recursos del derecho de visitantes sin permiso para realizar actividades remuneradas, mejor conocido como DNR.

 

Es decir, no se le asignaba presupuesto, particularmente con recursos públicos del PEF, sino que el mismo turismo le proporcionaba los recursos para operar.

 

Además, hemos escuchado con mucha preocupación los anuncios del gobierno federal sobre el nuevo destino de los recursos que ejercía el Consejo, el Tren Maya, qué bueno para los estados que van a ser beneficiados, pero qué malo, muy malo para los destinos, los estados que viven de la promoción turística y del turismo, como lo he venido repitiendo.

 

Es gravísimo que en los primeros seis meses del año, exista un subejercicio de 100 mil millones de pesos aproximadamente, y que todavía no se le asignen los recursos a la promoción turística, a un instituto, o como se quiera denominar, pero finalmente, ni siquiera estuvo en el Informe del Ejecutivo Federal el tema de turismo, ni siquiera se refirió el Ejecutivo en su primero, segundo, tercero, cuarto o quinto informe que dio hace unos días, pero no se refleja el interés por este gobierno en algo que no se siente, no se ve y no está palpable.

 

Qué bueno que mañana después de haber presentado varios puntos de acuerdo, comparezca a las 12 del día el Secretario Torruco, ya queremos, después de más seis, siete meses, explicaciones, y no queremos excusas en términos de promoción.

 

Nos dijo de manera puntual, que iba a promocionarse México a través de los consulados. Yo estoy convencidos que los responsables de los consulados apenas tienen un ingreso digno para poder llevársela más o menos ahí en su responsabilidad y atender a nuestros migrantes, pero por supuesto no tienen para andar tocando las puertas en cada una de las circunscripciones que representan.

 

Por supuesto el secretario Torruco dijo también que iba a haber un programa de puerta a puerta, sigo sin entenderlo, ojalá mañana nos aclare cuando venga, como respetuosamente lo vamos a recibir, a su comparecencia.

 

Por esto, entendiendo que el turismo es una fuente de ingresos muy importante para México, y preocupados por la caída que estamos en este momento ya aceptando en términos internacionales del lugar 15 que se tenía muchos años, que lo llevamos al sexto y que hoy estamos casi en el noveno y en el décimo, obviamente requerimos muchas explicaciones, que seguramente las tendrá que dar mañana el secretario federal responsable del turismo del Ejecutivo Federal.

 

Por esto, con la iniciativa que hoy presento, se propone modificar la Ley Federal de Derechos para garantizar que los recursos, el derecho de visitantes sin permiso para realizar actividades remuneradas, sean destinados como era hasta hace poco, en actividades de promoción turística de todos los destinos del país.

 

Con esta iniciativa se salvaguarda la integridad de los destinos turísticos de México, así como la actividad de FONATUR en materia de infraestructura turística, y que ojalá deje de andar haciendo infraestructura que no le corresponde por ningún motivo.

 

Ya no podemos revivir el Consejo de Promoción Turística, y tampoco, que quede claro, lo ando defendiendo, pero sí podemos garantizar que exista una promoción turística real, que no sea simulada, que sí la tome en cuenta el gobierno federal, que fomente la actividad en los estados y no solo en los que caprichosamente se decidan desde las oficinas centrales del gobierno federal.

 

Es cuanto presidenta, muchas gracias.

 

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top