Medios

del GPPRI

Con su permiso presidente.

Si me permiten, quiero leer primero que nada, qué dice el diccionario respecto a la idoneidad.

Idoneidad de un asunto, comunica que tiene las condiciones precisas para cumplir una determinada función, así, hablemos de idoneidad de un candidato para cubrir un puesto de trabajo, lo que implica que dicha persona reúne los requisitos necesarios para desempeñar una actividad determinada.

La idoneidad establece una frontera, que delimita lo adecuado de lo inadecuado.

Hoy hago uso de la voz a nombre del grupo parlamentario del PRI para posicionarnos en contra del dictamen de la Comisión de Energía por el que se acuerda la idoneidad de las ternas presentas por el Ejecutivo Federal, para ocupar el cargo de Comisionado de la Comisión Reguladora de Energía.

Quiero señalar que la Comisión Reguladora de Energía, surge por mandato constitucional, como un órgano regulador coordinado en materia energética, con autonomía técnica, operativa y de gestión, con el fin de fomentar el desarrollo eficiente de la industria energética.

Promover la competencia del sector, proteger los intereses de los usuarios, repito, proteger los intereses de los usuarios, garantizar la cobertura nacional y suministro de la prestación de servicios.

El gobierno federal en múltiples ocasiones ha referido contar con funcionarios con trayectorias académicas y profesionales que los hace idóneos para ocupar un espacio en la administración pública federal.

Sin embargo, en esta ocasión, la terna enviada por el Presidente de la República para ocupar el cargo de Comisionado de la CRE, no cumple con requisitos establecidos por la ley.

En días pasados los integrantes de la Comisión de Energía recibimos en comparecencia a los aspirantes al cargo de comisionado, ejercicio que de acuerdo al artículo 242 del reglamento del Senado de la Republica, permite a los senadores evaluar el conocimiento de los aspirantes sobre el cargo que ocuparán, así como visión de trabajo a realizar.

Lamentablemente, y lo digo con toda humildad, lamentablemente los senadores obtuvimos respuestas nada alentadoras.

Destaca señalar cómo pueden confundir las siglas de los certificados de energías limpias, digamos CEL, con un teléfono móvil, o que preguntemos ¿qué es el SENACE? instituciones en materia energética con las que van a tener que tratar y que no tengan la menor idea de ello.

No solo para los senadores fue de llamar la atención, todo mundo vimos en los medios de comunicación las respuestas que muchos de estos compañeros que asistieron nos dieron.

Desgraciadamente ninguno, y una vez conocido el concepto, resulta idóneo, toda vez que no cumplen con el requisito establecido en la fracción cuarta del artículo 8 de la Ley de Órganos Reguladores Coordinados en materia energética, que estable que, quien sea comisionado debe haberse desempeñado de forma destacada, durante al menos 5 años en actividades del servicio público o académicas, relacionadas con el órgano regulador al que aspiran.

La cuestión no es la constancia documental, sino los conocimientos y capacidades que demostraron los aspirantes que los hacen supuestamente destacables en su actividad.

Que en esta ocasión, debo decirlo, fue nula, pues entre titubeos, desconocimiento de conceptos básicos de su posible función, risas y nerviosismo y demás, demuestran que no cuentan con la experiencia y mucho menos con un proyecto de trabajo a realizar.

Por ello los senadores y las senadoras del PRI, en un acto de responsabilidad, coincidimos en que los aspirantes tienen la obligación de conocer no lo básico, sino lo suficiente para el cargo que aspiran desempeñar, toda vez que no se trata de un lugar de aprendizaje, sino de aplicar el conocimiento y la experiencia para coadyuvar al desarrollo del sector.

Por lo anterior, el grupo parlamentario del PRI, coincidimos en que se requiere de aspirantes con conocimientos, experiencia y capacidad en el sector energético, que garanticen que la CRE cumpla con sus objetivos y funciones, la profesionalización del servicio público y entender que no se trata solo de un capricho.

Compañeras senadores, compañeros senadores, mi querido Armando Guadiana tú estuviste ahí, y esto no es de partidos políticos, esto no es de historias personales, hace solo algunos días o semanas, demostramos que este Senado tiene altura de miras, que este Senado es capaz de por encima de cualquier interés, poner el interés de México.

Con todo respeto, con toda humidad creo que esta es otra muy buena oportunidad para volver a poner a México por delante y esperar que llegue una terna, donde estoy seguro que hay cientos de miles de técnicos capacitados y preparados que pueden hacer este trabajo, esta terna y estas ternas que nos presentaron, definitivamente no hay cómo.

Es cuanto presidente.

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top