Medios

del GPPRI

Gracias presidenta.

Compañeras y compañeros senadores.

Votaremos en contra de esta reforma a la Ley de Adquisiciones del Sector Público, porque pone en peligro a la industria farmacéutica nacional.

Es inconcebible que en plena pandemia, se ponga en peligro el empleo de miles de mexicanas y mexicanos, cuando lo que tenemos que hacer es tener empleo para generar la economía en nuestro país, que tanto nos ha afectado la pandemia.

Hoy más que nunca debemos apoyar a este sector, a la producción nacional y garantizar la integridad y seguridad de las y de los trabajadores.

Por otro lado, votaremos en contra, el grupo del PRI, porque el presente dictamen es violatorio de diversos tratados internacionales con obligaciones sobre compras gubernamentales.

Estos tratados exigen que las compras de gobierno sigan ciertos procedimientos legales, reconocidos por la Constitución en su artículo 134, y contemplados en la Ley de Adquisiciones del Sector Público, lo cual están haciendo, es saltarse estas disposiciones en la Constitución, en este dictamen que están presentando.

Estos requisitos regulatorios estrictos no son de adorno, compañeras y compañeros, tienen la sola finalidad de garantizar la calidad de los insumos, la salud y seguridad de los pacientes, y un suministro confiable de medicamentos.

Por eso, lo más grave es que de aprobarse esta minuta en sus términos, se estará poniendo en peligro la vida de millones de connacionales que estuvieran enfermos y atentando contra el derecho a la salud, reconocido en nuestra Carta Magna en el artículo cuarto de nuestra Constitución. 

En medio de una pandemia, este Senado opta por afectar la salud de los mexicanos, cuando debería de protegerla, que debería ser al revés.

La minuta que hoy se presenta, nace de una modificación de último momento que acaba de hacer la Cámara de Diputados y que acaba de ser votada hace escasamente hora y media.

Y ahorita se está excluyendo la investigación de mercado a la licitación pública para la compra de medicamentos y se deja sin ninguna garantía de protección a la salud de las y de los mexicanos.

Se aumenta el ancho de la puerta, ahora cualquier dependencia u organismo puede comprar medicamentos en el extranjero, puede comprar y hacer estas compras con organismos internacionales sin poder tener la investigación de mercado, si los precios son más altos o si son más bajos en México.

¿Dónde está la congruencia, compañeras y compañeros legisladores? Primero, se le dan todas las facultades a la Secretaría de Hacienda  para que haga las compras consolidadas y las compras de todas las dependencias del gobierno federal, y ahorita lo acaban de cambiar, le están dando la facultad a todas las dependencias y organismos que lo pueda hacer y están dejando a un lado a la Secretaría de Hacienda.

No se ve claridad, ¿dónde está la transparencia que tanto han mencionado? ¿dónde está el poder decirles que las dependencias van a actuar con transparencia? La están dejando a un lado.

Hay que ser claros, compañeras y compañeros, no es lo mismo comprar un lápiz, comprar una computadora o comprar un auto con algún organismo internacional, en el extranjero, que comprar millones de medicamentos, de vacunas, de medicamentos para el cáncer, etcétera.

Quieren repetir lo que pasó con el medicamento contra el cáncer en niños, recordemos que ya se había comprado este tipo de medicamentos y no contaban con los estándares de verificación, no se puede jugar con la salud de las y de los mexicanos.

Recuerden que se regresaron estos medicamentos contra el cáncer, que fueron comprados en el extranjero.

Entendemos que ante el desabasto y la urgencia de comprar medicamentos es necesario tomar medidas concretas. En eso estamos de acuerdo, pero no sin criterios claros ni específicos.

Parece que esta reforma pasará a ser el pretexto para justificar la incapacidad del gobierno para poder garantizar el abasto de medicamentos.

El desabasto es causado por la alta falta de programación del gobierno federal para poder tener medicamentos y que tenemos una industria farmacéutica mexicana que es de calidad.

Porque más allá de cumplir con la normatividad aplicable sobre la eficacia, calidad y seguridad de los medicamentos, consideramos que para garantizar el derecho de acceso a la salud, la investigación de mercado es fundamental para prever el riesgo de interrupción en el suministro de los medicamentos.

Y tenemos que tomar en cuenta, ¿quién va a llegar a cabo la logística en la compra de estos medicamentos?

Recordemos que una licitación pública no solo se evalúan factores relativos al precio y la calidad, sino también que el licitante cuente con la capacidad de proveer el producto o servicio contratado.

Como está propuesta la reforma, no existe un mecanismo para asegurar que los proveedores extranjeros tengan la logística para surtir los medicamentos.

En suma, compañeras y compañeros, tal y como se redacta en la minuta, esto afecta seis puntos básicos.

Afecta la salud y vida de los pacientes.

No garantiza la calidad de los medicamentos.

Pone en riesgo a la industria farmacéutica nacional y en riesgo el empleo a miles de personas que se dedican a esto.

No asegura la cadena de suministro. Y esto es algo muy preocupante, porque no existe una planeación, no existe una forma de poder distribuir los medicamentos.

Y nos vamos a seguir viendo en que va a existir el desabasto, en donde en sus comunidades de cada uno de los estados que somos nosotros y que venimos, siempre va a faltar el medicamento en la localidad cuando viene de otro país.

Esto es algo que no están considerando, y los perjudicados van a ser las y los mexicanos.

Es un cheque en blanco al gobierno para comprar medicamentos a cualquier precio en el extranjero.

Y sexto, no hay límites, eliminaron la investigación de mercado a las licitaciones y la aprobación de la Secretaría de Hacienda.

Por lo tanto, les reiteramos, votaremos en contra, porque es lo mejor para la industria, para las y los trabajadores y los pacientes mexicanos.

Muchas gracias.

 

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top