Medios

del GPPRI

Honorable Asamblea.

Con su permiso, señor Presidente.

El voto favorable del grupo parlamentario del PRI, positivamente en torno al nombramiento del licenciado Jenaro Villamil como Presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, es una evidencia más de que nuestro grupo parlamentario no representa una oposición cerrada, tozuda, que desconoce razones.

Nadie podría decir que Jenaro Villamil simpatizó nunca en sus textos con la corriente política que represento, pero tampoco nadie puede desconocer su profesionalismo periodístico y su criterio independiente.

Eso es lo que demandamos de las propuestas del Titular del Poder Ejecutivo: profesionalismo, calidad profesional que garantice el cumplimiento de sus responsabilidades, particularmente   en tratándose de los órganos autónomos.

Nuestro voto será favorable porque estamos convencidos de que los estados democráticos modernos requieren tener una estrategia de comunicación pública.

En el diálogo que sostuvimos con el licenciado Villamil ratificó su compromiso con el concepto de comunicación pública y no de comunicación encargada de hacer propaganda gubernamental.

El papel del Estado en la comunicación es abonar a los espacios democráticos, es reflejar la pluralidad y la diversidad de la sociedad a la que representa el Estado al que pertenecen.

Es también incidir positivamente con productos de calidad, en generar un mejor ambiente de calidad en cuanto a la participación de los medios, no sólo en la transmisión de información, que debe ser neutra, objetiva y veraz, sino también en las franjas de entretenimiento.

Eso significa impulsar un medio ambiente mediático que propicie y favorezca la formación de la conciencia ciudadana y la democracia, un medio ambiente mediático, que sin dejar de denunciar el dolor que queja nuestra sociedad, las aberraciones que afectan el desarrollo sano de los mexicanos, también proponga un paradigma que nos permita reconocernos en el espejo de lo mejor de nosotros mismos.

Ese es el enorme desafío, lograr superar este contra paradigma, esta visión bizarra de mexicanos que sólo se dedican a la delincuencia y al narcotráfico, que parece se solazan en exhibir producciones, comerciales de toda índole para, sin desconocer esos yerros y esos lastres, también reflejar lo mejor de la conciencia nacional y el esfuerzo cotidiano de todo nuestro pueblo.

Quisiera, finalmente, dejar en la bandeja de compromisos, a los que invitamos, al licenciado Villamil, a sumarse, un desafío, que hagamos buena televisión para niños.

La niñez mexicana amerita un esfuerzo de creatividad en favor del desarrollo de su imaginación y de su inteligencia.

Dejo este desafío para el Sistema Estatal de Comunicación, Canal 14, Canal 11, Canal 22, u otras opciones.

Pensemos en los niños de México y pensemos en generar buenos ejemplos a través de estos medios.

Esta es la era de la comunicación, comunicación democrática, comunicación que genere el crecimiento ciudadano, comunicación que exalte los valores constructivos, comunicación que informe con veracidad y objetividad, comunicación que sea un canal para la creatividad artística y los artistas mexicanos, comunicación que nos permita, a pesar de nuestras diferencias, sentirnos orgullosos de nuestra patria.

Muchas gracias.

Etiquetas:
Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top