Medios

del GPPRI

El dictamen que contiene las modificaciones a la Ley General de Salud en materia de regulación del consumo de marihuana, ordenado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), contiene una serie de inconsistencias que deben ser atendidas para confeccionar un dictamen sólido para su discusión en la próxima sesión del Pleno del Senado de la República en su modalidad presencial, coincidieron las senadoras Nuvia Mayorga Delgado, Sylvana Beltrones Sánchez, Claudia Ruiz Massieu y Mario Zamora Gastélum, del Grupo Parlamentario del PRI (GPPRI).

Durante la sesión extraordinaria de las Comisiones Unidas de Justicia, de Salud y de estudios Legislativos, celebrada en su modalidad a distancia, Mayorga Delgado presentó reservas a algunos artículos, especialmente sobre la penalización a quien posea cannabis, de acuerdo a una fórmula propuesta en el artículo 479 de la Ley General de Salud (multiplicar 2000 por 28 gamos), lo que daría como resultado un monto mínimo de 56 kilogramos la cantidad máxima permitida para no ser considerada como delito penal.

Por su parte la senadora Sylvana Beltrones señaló que el fallo de la SCJN obliga al Legislativo a reformar 5 artículos de la Ley General de Salud, sin embargo, advirtió que el dictamen sometido a discusión solo propone modificaciones a 2 artículos, por lo que se corre el riesgo de caer en desacato.

Aseguró que el dictamen presentado es poco satisfactorio porque carece de una propuesta de regulación responsable e integral que pueda mejorar las condiciones de salud y de seguridad pública y reducir el mercado negro. “Queremos avanzar pero queremos que sea de la manera correcta. Debemos construir políticas regulatorias que tengan objetivos en común entre quienes pensamos distinto”, subrayó.

Por su parte la senadora Claudia Ruiz Massieu dijo que en la discusión de este dictamen se tiene la oportunidad de impulsar una perspectiva de regulación integral que se base en tres pilares: los derechos humanos, la salud pública y la justicia social. Una legislación que se comprometa con la despenalización de la posesión de cannabis y que plantee una regulación equilibrada que siente las bases para el desarrollo para un nuevo sector productivo vinculado a la economía internacional.

Aclaró que el fallo de la Suprema Corte fue muy claro al ordenar que el Legislativo debe garantizar el libre desarrollo de la personalidad, mediante la modificación de diversas disposiciones que consideró violatorias de este derecho, no para emitir un marco normativo para regular la industria de cannabis y sus derivados.

Por último el senador Mario Zamora Gastélum pidió no perder de vista que el Poder Legislativo puede generar un gran desarrollo para zonas que por años y por muchos gobiernos se ha visto impedida de acceder a ese polo de desarrollo. “La parte lúdica se respeta, pero la parte médica e industrial, que poco se ve en el dictamen, pueden ser un gran motor de desarrollo para muchas comunidades que encontrarían más empleos mejor pagados y la posibilidad de contar con mejores condiciones de vida para miles de mexicanos”, puntualizó.

Deja un comentario

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top