Medios

del GPPRI

Honorable Asamblea.

Señora Secretaria.

Señor Secretario.

Integrantes de la Mesa Directiva.

Hay momentos en que la historia nos alcanza. El rigor de la historia es ineludible, y esto ningún gobernante lo puede ignorar.

El voluntarismo no sustituye la complejidad de la realidad.

Enfrentamos las consecuencias de la laxitud de las instituciones políticas del mundo, al permitir que se sustituyeran las comunicaciones formales y oficiales, por twittes altaneros y determinantes, sin los filtros que la diplomacia y el apego a la legalidad obligan.

Si bien es cierto que estamos en la era de las comunicaciones cibernéticas, y eso incide significativamente en transformar las relaciones entre el poder y la sociedad, ello no pude obviar las relaciones jurídicas entre los Estados. Hay que aprender la lección.

Rechazo categóricamente el que cualquier autoridad soslaye la responsabilidad de asumir las comunicaciones con otros Estados de manera formal y documentada.

Es etéreo y ligero amenazar por twitter, porque igual se desdicen en el twitter siguiente y juegan una broma ofensiva en el que sigue.

Es grave que se permita que esa sea el tono que marca las características de nuestras relaciones.

Quiero atribuir a la inmediata reacción que llevó a la delegación que coordinó el Canciller Ebrard, a dialogar en el país vecino, el que no se convocara desde el inicio al acompañamiento del Senado en la primera etapa de esta difícil negociación.

Esperamos que esta omisión se subsane y se incorpore a un grupo plural de senadores en las siguientes etapas.

No quiero creer que la existencia de una mayoría en ambas Cámaras, haga suponer que de manera automática el Poder Legislativo tiene que aceptar todo lo que se negocie.

Por respeto a los senadores de la mayoría, y por respeto a la evolución democrática de nuestro sistema, exijo que se le dé el lugar que tiene al Poder Legislativo. Así valoramos su presencia de ambos el día de hoy.

Mis preguntas en esta lógica, se refieren precisamente a los contactos que establecieron con legisladores.

Señala la nota que envió al Senado el Canciller Ebrard, que se reunieron con la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, y otros legisladores demócratas. Hizo un comentario en su presentación.

Quisiera solicitarle profundice en los argumentos de los legisladores demócratas en torno al T-MEC, y si se presume de este diálogo, que existe la posición de los demócratas de ratificar en el Congreso Norteamericano la subscripción de este Tratado.

¿Cómo logramos que la negociación del T-MEC, se abstraiga del ambiente electoral en Estados Unidos? Es ese, una circunstancia del contexto que no podemos olvidar.

También nos señaló que el senador republicano Ron Johnson se comunicó con la Embajadora Bárcenas para comentar la posición de los republicanos sobre el T-MEC.  Nos gustaría conocer los detalles de esta comunicación.

En este nuevo contexto, compañeras y compañeros legisladores, cabe que nos preguntemos ¿si se reitera la urgencia de que el Honorable Senado de la República ratifique de manera inmediata el Tratado o si tenemos que ser conscientes de que hay un contexto diferente que amerite una táctica distinta en nuestro país? Lo dejo como pregunta.

Dije al inicio que a veces la historia nos alcanza. Es el caso de la política migratoria.

Es paradójico que por nuestra articulación estructural en lo económico, la administración Trump puede exigir a este gobierno que llegó por las siglas de la izquierda, el endurecimiento de la política migratoria. Es paradójico, es una trampa de la historia.

La compleja realidad sustituyó al voluntarismo y expresiones de buena voluntad que fueron leídas en otras latitudes como estímulos a migrar. No existía esta circunstancia tan dramática cuando se tomó posesión, y la realidad tan difícil de los países centroamericanos.

Somos un país de flujos migratorios constantes, lo que se acepte para los migrantes centroamericanos nos exigirán aplicarlo a los migrantes mexicanos.

Me dirán que el flujo de migrantes mexicanos ha disminuido, vamos a ver qué sucede con el proceso de desaceleración de nuestra economía que está afectando la generación y la estabilidad de los empleos.

La realidad migratoria es un hecho, la respuesta de fondo es que haya desarrollo generalizado y generación de empleo en todo Centroamérica y el sureste.

La respuesta de fondo es que se evite enérgicamente el tráfico de personas, que se establezca un protocolo de protección a los menores migrantes.

Que seamos consistentes con el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, aprobado por la ONU, y del cual México fue importante promotor, lo que vimos con simpatía.

Ante un escenario de esta complejidad, señora y señor Secretario, compañeros del Poder Legislativo, es indispensable la consistencia.

La consistencia con la trayectoria de México en la materia y en ese sentido, suscribo lo dicho por el diputado Muñoz Ledo, la congruencia con las oferta de campaña, la consistencia con la posición que ha caracterizado a los grandes hombres de México en momentos tan complejos como éste.

No desconocemos que esta es una circunstancia de alta complejidad, valoraremos la dignidad, la consistencia y la congruencia.

Por ello, considero conveniente el Senado se incorpore a la brevedad, con un grupo plural que acompañe las negociaciones.

Considero trascendental que sean los principios del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, los que permitan el diseño de una estrategia regional.

Rechazamos el estatus de tercer país seguro.

Es indispensable una estrategia en la frontera sur, de desarrollo y pleno respeto a los derechos humanos.

Es esencial imaginación y disposición de recursos.

¿Cuál es la previsión presupuestal para ello? Porque hablar de una estrategia de desarrollo sin previsión presupuestal puede ser simplemente buenos deseos o demagogia.

Rechazamos acuerdos que se pretendan vinculantes con el T-MEC, sin previo conocimiento y ratificación del Senado mexicano.

Gracias, señor presidente.

Etiquetas:
Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top