Medios

del GPPRI

Propone dotar a los jóvenes de entre 12 y 29 años de un marco jurídico que reconozca y garantice la protección de sus derechos.

Reconocer a las y los jóvenes como sujetos de derechos, actores estratégicos del desarrollo y personas capaces de ejercer responsablemente sus derechos y libertades.

El senador del PRI, Manuel Añorve Baños, presentó una iniciativa de ley que propone la creación de la Ley General de Juventud y de adiciones a los artículos 4 y 7 de la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud, con el propósito de reconocer y garantizar los derechos fundamentales de los jóvenes, así como la ampliación de las facultades del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE) en materia de coordinación interinstitucional.

Aseguró el legislador guerrerense que la iniciativa presentada es un primer paso en la dirección correcta en su responsabilidad como representantes populares para dotar a los jóvenes de entre 12 y 29 años de un marco jurídico que reconozca y garantice la protección de sus derechos.

Recordó el Vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRI en el Senado de la República que su propuesta tiene como antecedente la Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes (CIDJL) donde 22 organismos nacionales de la juventud se comprometieron a reconocer a las y los jóvenes como sujetos de derechos, actores estratégicos del desarrollo y personas capaces de ejercer responsablemente sus derechos y libertades.

En este sentido, Añorve Baños destacó la urgencia de someter a discusión y eventualmente aprobar de la Ley General de la Juventud y al mismo tiempo fortalecer las atribuciones del IMJUVE en beneficio de las y los jóvenes que hoy representan un grupo poblacional dinámico y con un crecimiento significativo, cuyo bono demográfico será fundamental para el desarrollo del futuro del país.

“Actualmente México cuenta con un bono democrático significativo, lo cual resulta una oportunidad dentro del proceso de transición demográfica donde la población en edad de trabajar es mayor que la dependiente, como niños y adultos mayores, y por tanto, el potencial productivo de la economía es mayor”, subrayó.

Precisó que en 26 de las 32 entidades federativas el trabajo realizado a favor de las y los jóvenes se norma a través de disposiciones legales locales que los reconocen como sujetos de derecho, los cuales constituyen el capital más importante con el que cuentan.

Por ello, puntualizó, es tiempo de saldar la deuda que se tiene con la población joven, “resulta fundamental que el Estado mexicano ratifique la Convención Iberoamericana de los Derechos de los Jóvenes, como instrumento internacional y documento marco para el ejercicio y el disfrute pleno de los derechos por parte de las personas jóvenes”, concluyó.

La propuesta del senador Añorve Baños fue turnada a las Comisiones de Juventud y deporte y de Estudios Legislativos, para su estudio y dictamen.

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top