Medios

del GPPRI

Con la venia de la presidencia.

 

Compañeras y compañeros.

 

Como sabemos, recientemente se realizó en Los Pinos, una subasta de vehículos por un monto de alrededor de 30 millones de pesos, asimismo, se anunció la subasta de casas de mexicanos que se tienen en custodia, cuyos recursos serán destinados a la atención a comunidades y a programas para combatir el consumo de drogas en jóvenes y niños.

 

Y así hemos escuchado múltiples anuncios del gobierno federal con bombo y platillo, sobre nuevas subastas, como las joyas tan extravagantes que podrían ser puestas en exhibición.

 

Por supuesto que estamos de acuerdo, pero lo que no sabemos es a dónde irá a parar el dinero obtenido de estas subastas, porque solamente hemos conocido a través de, sobre todo, las exposiciones del Ejecutivo Federal en su mañaneras, de que será algún municipio de Oaxaca o de Guerrero, y obviamente lo que quisiéramos es más puntualidad en el destino de los recursos.

 

Ya que no podemos aceptar que estas subastas pues se vayan a algunos de los programas electoreros que todo mundo conocemos, o bien el debate que se dio a favor y en contra de la partida secreta discrecional del gobierno federal, si es que fuera el caso.

 

Es inevitable recordar, y aquí es donde yo quiero poner el dedo en el renglón, el desabasto de medicamentos y equipo quirúrgico que actualmente enfrentamos, que pudiera verse disminuida con la inyección de estos recursos.

 

Por supuesto que no puedo tampoco omitir el tema de las estancias infantiles, donde la Secretaria del Bienestar, dijo que era una aberración que la Comisión Nacional de Derechos Humanos defienda a los beneficiarios de este programa.

 

Cuando aberración es dejar sin apoyo a miles de mexicanos en el tema de la cancelación de los comedores comunitarios, o bien, desamparar a miles de niños por la cancelación de las estancias infantiles.

 

Aberración también es recordar lo que he comentado en el presupuesto de salud, pero aumentar el gasto en obras que no son viables, porque seguimos en el debate jurídico y de la construcción del nuevo aeropuerto de Santa Lucía, que se le apareció un cerro y seguimos sin recibir explicaciones de ese cerro.

 

Aberración como dijo la Secretaría, es el desmantelamiento sistemático de varias instituciones del Estado mexicano.

 

Aberración por supuesto es no dar a conocer con puntualidad y precisamente, como lo he dicho hacia dónde van estos recursos.

 

Por eso, por supuesto, estamos a favor de este dictamen, pero estamos convencidos de que el gobierno se encuentra obligado a asignar hasta el máximo de sus capacidades los recursos necesarios para que los derechos humanos sean vigentes, para que los recursos se apliquen a cabalidad, con transparencia, y por supuesto, que se apliquen donde ha habido recortes presupuestales para despedir enfermeras, médicos, solo para poner el ejemplo de IMSS-Prospera.

 

Y obviamente hoy lo que estamos viendo es que ante este despido, pues está contratando a médicos de Cuba, cuando creo que en México tenemos perfectamente bien todo una plantilla capacitada de jóvenes y gente con experiencia en este rubro.

 

Es cuanto, señor presidente, muchas gracias.

Escribe tu búsqueda y presiona enter al terminar.
Top